jueves, 2 de junio de 2016

ESTIRPE, LA PELÍCULA, EN NOCTURNA

Estoy seguro de  que muchos de vosotros ya conocéis esta película, no solo por su temática comiquera sino por que el proyecto del director Adrián López se ha financiado mediante crowdfunding.

Y finalizado el film tras el arduo trabajo, aquí lo tenemos ya, recorriendo festivales de Málaga a Madrid.


Cuenta la historia de Estirpe, un misterioso cómic español que encandiló a los aficionados por su originalidad y su mensaje subversivo -para la España de los 60- y que terminó abruptamente con la muerte de todos sus protagonistas.

En torno a este se estructuran tres niveles de narración: la de unos productores que quieren realizar una adaptación al cine del mítico cómic -protagonizado por un superhéroe, Ciclón-, el falso documental en el que cineastas, comiqueros y aficionados dan su opinión sobre dicho proyecto de película, y por último las propias aventuras de Ciclón, adaptadas al cine.


Los madrileños y asiduos a la librería Generación X -lugar donde se graba el falso documental, entre otras escenas- hemos ido a la película a ver a nuestros amiguetes y a los amiguetes de Adrián que han colaborado y que, como dice el dicho, ya sentimos como amigos nuestros.

Pero los espectadores, propios y extraños encontrarán una historia llena de sorpresas, como nos ha pasado a nosotros.


De dentro a afuera, las singulares y descacharrantes aventuras de Ciclón en la película, en donde no sabemos quienes son más retorcidos, si los villanos fascistoides -con un Ignatius Farray robaescenas convertido en la versión supervillanesca del Profesor Bacterio- o la interpretación del propio actor que hace de Ciclón dentro de la película y que Rubén Sanz cubre de la acostumbrada caspa nacional en proyectos análogos, no alcanzamos a saber si interpretándose a si mismo, o no. Je.


Por otro lado está la parte del falso documental, que sin duda os arrancará aún más carcajadas y en la que destaca Nacho Vigalondo de quien esta vez si, estamos cien por cien seguros, que se interpreta a sí mismo. Je, je.

Simpatizamos totalmente con su persona/personaje: Nosotros, lo que hacemos, también lo hacemos mejor que todos los demás...


Por último, la historia de la búsqueda del desaparecido y anónimo autor de los cómics originales de Estirpe, la que sucede en la realidad, no está exenta de relevancia e interés aunque, a nuestro humilde juicio, palidece al lado de las otras dos, quizás por la diferencia de tono.


Hay que destacar también la presencia de Borja Crespo, que hace de director de la película, y que comprueba en sus carnes que el sueño de adaptar un cómic al cine puede tornarse en una pesadilla.

Nos ha llegado muy hondo su mensaje, tan importante estos días, de ser FIEL a los cómics originales.


Fabio León interpreta a un caricaturesco pero imponente villano facistoide que haría las delicias de Roy Thomas y parece salido de sus Invaders o All-Star Squadron.

Y no elogiamos los cameos del resto de amigos, conocidos y famosillos para que podáis disfrutarlos vosotros mismos.


La guinda del pastel la pone la "aparición especial" de Peris-Mencheta, que iba a ser el actor original para encarnar a Ciclón y que define un cuarto nivel de la película lleno de meta-mensajes.

Su representación de esos individuos con "ideas felices" a la hora de adaptar cualquier historia al cine de manera demasiado libre ya merece el precio de la entrada. ¡Y por supuesto, lo esperamos en la secuela!

O en la siguiente película de Adrián, que no ha de existir sin que Pedro Angosto se interprete a si mismo. O a un megalomaniaco villano. lo que al fin y al cabo, es LO MISMO.

¡Felicidades a todos, chicos, definitivamente ESTO NO ES EL CAPITÁN TRUENO! ;-)