jueves, 12 de mayo de 2022

SALAZAR: EL FRAY GUILLERMO DE BASKERVILLE ESPAÑOL

Que la industria del cómic española está mal ya lo sabemos todos. 

Pero sigue habiendo para mi misterios "sin resolver" sobre por qué no adapta algunas de las estrategias de la americana, japonesa o europea. 

Probablemente ya no quedan suficientes lectores -aunque dicen por ahí que suben las ventas- pero yo siempre me he preguntado, con la inmensa cantidad de cómic de superhéroes que se vende aquí, como es que ha resultado IMPOSIBLE vender una serie de superhéroes hechos en España, cuando tantos en realidad lo son, al menos en su dibujo.
Actualmente, el campo independiente americano esta plagado bien de adaptaciones de series de TV o franquicias de Cine o de proyectos que buscan ser eso pero se producen primero en cómic para facilitar los gastos de producción y engrasar así la posible compra de derechos (que aunque se producen constantemente, me temo que solo tienen éxito en esa empresa el 10% o menos de lo publicado). 
 
Aquí tuvimos -y tenemos- al país entero bebiendo los vientos por EL MINISTERIO DEL TIEMPO...¡y se produjeron DOS cómics! Yo creo que muchos televidentes se hubieran abalanzado sobre un cómic SEMANAL, de haber existido. 

En los superhéroes, debíamos estar leyendo ya las nuevas andanzas de VÉRTICE de David Galán Galindo, quien cautivó a propios y extraños con sus ORÍGENES SECRETOS

 Y ahora no se me vienen a la cabeza más exitosas series y películas de género, pero seguro, seguro, que las hay.
Afortunadamente, este comic es un decidido paso en la buena dirección: Una productora tiene un proyecto de serie y, antes de grabarla, encarga a El Torres y Ignacio Noé (Helldorado), por mediación del editor Ricardo Esteban, la realización de un cómic que adapta a su vez los guiones ya escritos de dicha serie.
Excelente la elección de ambos autores por que, con la trayectoria de El Torres en cómics de Terror, yo verdaderamente creía hasta abrirlo que este era su propio proyecto. 

Salazar, inquisidor que destapó que en el caso de las Brujas de Zagarramurdi no había más brujas que en Salem, aparece aquí como un Sherlock Holmes barroco de analítica mente, con su Watson espadachín y hasta con su "Irregular" para ayudarle en sus investigaciones.
   
Como el de Baker St, con ver como vas vestido ya conoce toda tu historia, y como el de la Abadía desconfía de intervenciones sobrenaturales cuando basta la maldad humana para alcanzar ciertos fines. Claro que en la adaptación, lo de que no había brujas, igual se altera por cuestiones dramáticas.
 
Estupendo trabajo de dibujo, color y ambientación de Noé, aunque tenemos para nosotros que el malo del cómic solo es un hermano perdido del Cardenal Richelieu. 

Mosqueteros al rescate o no, esperamos con muchas ganas la continuación del cómic así como su adaptación a serie, que será un exitazo.

No hay comentarios: