viernes, 15 de enero de 2016

THE FORCE AWAKENS: LA PELÍCULA QUE SE QUEDÓ POR EL CAMINO

Nadie puede suponer que el conjunto de creadores que se han unido para tramar la continuación de Star Wars sean una pandilla de inútiles, a pesar de que Mr. Abrams haya fracasado por confesión propia en una franquicia muy, muy similar.

Pero ciertamente, muchísimas manos intervienen en crear una película como esta, y a continuación, como los abogados en las pelis de idem, presentaré un par de pruebas que si no demuestran, al menos apuntan claramente que al crear el Episodio VII se han tomado muuuuuuuuuuuuuchas decisiones erróneas que han perjudicado el producto final.


Para empezar, si alguna vez la visión del director tuvo algún sentido, no creo que mucho de este se haya podido conservar tras CORTAR NI MÁS NI MENOS QUE VEINTE ESCENAS.

Ni una, ni dos, ni cinco... ¡20!

Osea, lo que nosotros hemos visto es, en el mejor de los casos, un TRAILER EXTENDIDO de la película original.


El segundo artículo, para mi mucho más interesante, se centra en algunos de los diseños de producción de las primeras etapas de desarrollo del proyecto.

No solo se trata de versiones alternativas o preliminares deshechadas, sino que algunas de las ideas que allí se comentan apuntan a UNA PELÍCULA TOTALMENTE DISTINTA.

Una historia que, forzosamente, no se hubiera podido forzar dentro del molde de A New Hope. Una historia que no hubiésemos podido preveer a cada fotograma.




No por ello esa película que se hubiese desarrollado a partir de esas ideas hubiese sido necesariamente mejor, pero si hubiese sido ORIGINAL.

El Universo seguía siendo el mismo sin que los personajes se viesen protagonizando de repente El Día de la Marmota.

El que esas ideas se hayan quedado atrás y no hayan llegado unas nuevas ni mejores a sustituirlas revela el movimiento conservador, cobarde y comercial que los productores han llevado a cabo, prefiriendo ceñirse a lo que saben que funciona (o funcionaba...).

3 comentarios:

Miguel Angel Sanchez Cogolludo dijo...

Especialmente con las prisas de Disney para hacer una peli de Star Wars en menos dedos años, incluyendo el desarrollo del guion. Lucas ya había preparado las tramas, y Michael Arndt estuvo un año trabajando en un guión que echaron por tierra (dicen que no terminaba de funcionar), y ya cinnkas fechas encima, llamaron a Kasdan, y entre el y Abrams hicieron uno nuevo en 4 meses. Y así pasa lo que pasa,

OLGERD VLADISLAV dijo...

"El que esas ideas se hayan quedado atrás y no hayan llegado unas nuevas ni mejores a sustituirlas revela el movimiento conservador, cobarde y comercial que los productores han llevado a cabo, prefiriendo ceñirse a lo que saben que funciona (o funcionaba...). "

Se puede decir más alto pero no más claro, mi mayor problema con el VII es que yo fuí a ver el VII NO EL IV MAL CONTADO.
A lo mejor soy injusto con JJ, no tenía idea que hubiesen cortado 20 escenas, pensé que esos tiempos habian quedado atras.
Para eso , mejor dividirla en 2 peliculas de 90 minutos, sacarían más películas, más dinero y a lo mejor contaban algo interesante.
Ahora lo que tenemos es un aborto, y por cierto cuando la gente pase un tiempo y se desvanezca la campaña de promoción, la va a poner a caer de un burro (aún más).

MIGUEL dijo...

¿Pero cuál es la sorpresa? El 90% de las películas se graba sobre guiones de tres horas, terminan con cuatro, cinco o seis horas de metraje y hay que reducirlas a hora y media. Obviamente por eso dan premios a mejor montaje. O sea, por poner un ejemplo tonto, las dos películas de Los Vengadores de Whedon duraban en primer montaje más de 4 horas, y especialmente en la última Whedon tuvo que recortar dos horas, que dijo que hacían la película mejor. No sé qué problema hay con que haya escenas que falten. Tarantino hace películas de 4 horas recortadas desde hace veinte años y nadie ha puesto el grito en el cielo por eso. Esto me parece más no saber de montaje que otra cosa.