lunes, 12 de febrero de 2018

ZORGLUB: LA HIJA DE Z, POR MUNUERA

Es muy interesante ver cómo los franceses han renovado sus franquicias más clásicas con esos one-shots por diferentes autores sobre Spirou o este álbum que da todo el protagonismo a la némesis del botones, el villano Zorglub.


Y es que el álbum incluye algunas certeras críticas a la manera actual de exprimir franquicias que pertenecen al pasado, pero al menos este cómic es lo suficientemente fresco y diferente.

Munuera como autor completo, con un divertido y suelto estilo, demostrando que está muy a gusto con este trabajo.


El argumento guarda ciertos paralelismos con la reciente cinta de animación "Hotel Transylvania" pues esta y el cómic tratan de un papa "malvado" con un exceso de celo ante los primeros escarceos amorosos de sus respectivas hijas.

Las adolescentes y sus relaciones dan mucho más sustos que vampiros y cerebros del mal.

También nos parece que hay en Zorglub algo de Despicable Me, o igual es al revés.


El pobre chico que sale con ella va a descubrir que si los padres de las novias ya son una difícil prueba, nada peor que tener por futuro suegro a un supervillano.

Y a su vez la hija de Zorglub descubrirá algunos secretos sobre su naturaleza y tendrá que replantearse toda su vida y la relación con su papá...


Este año se cumplen el 80º aniversario de Spirou y Dibbuks comienza con este álbum la celebración, al que seguirán otros no menos especiales.

PD: Lo del centro es un desplegable cuádruple. No hagáis como yo, que creí que venía mal guillotinado y...

2 comentarios:

Álvaro dijo...

"PD: Lo del centro es un desplegable cuádruple. No hagáis como yo, que creí que venía mal guillotinado y..."

Conozco otro caso idéntico, esta vez con un tomo de Nick Furia de Steranko y una maravillosa ilustración a cuádruple página completa.

Alonso Lizaraz dijo...

Jamás pensé que se podría ir un poco mas allá en el género franco-belga, esta vez con pequeños toques animé, espero no se les vaya la mano en el futuro, me encanta lo adorable de lo clásico!