martes, 23 de mayo de 2017

ZACK SNYDER ABANDONA JUSTICE LEAGUE POR UNA TRAGEDIA FAMILIAR, JOSS WHEDON COMPLETARÁ LA PELÍCULA CON NUEVAS ESCENAS

La razón OFICIAL del relevo es que Snyder no se recupera del suicidio de su hija, sucedido hace dos meses.

Pero en sus propias palabras, el revela otras, mucho más comprensibles razones:


“In my mind, I thought it was a cathartic thing to go back to work, to just bury myself and see if that was way through it. 

The demands of this job are pretty intense. It is all consuming. And in the last two months I’ve come to the realization …

I’ve decided to take a step back from the movie to be with my family, be with my kids, who really need me. They are all having a hard time. I’m having a hard time.”



Desde aquí le deseamos personalmente lo mejor que, como en el caso del alcoholismo de Affleck, pasa sin duda por mantenerse alejado de producciones crecientemente estresantes como lo van a ser las de DC.

Así, los "programados RESHOOTS" seguro que serán ahora más intensivos de lo originalmente planeado y Warner, no hay mal que por bien no venga, tiene ahora la coartada perfecta para justificarlos.


En cualquier caso, lo que a estas alturas pueda aportar Whedon a una producción ya casi concluida es bastante insignificante.

Eso, claro, si las inmediatas reacciones a Wonder Woman no fuerzan un retraso en el estreno de la cinta.

Si yo fuera Whedon, esta mañana comenzaba a trabajar en UN NUEVO GUIÓN PARA JUSTICE LEAGUE. Hombre preparado vale por dos...

2 comentarios:

PEDRO ANGOSTO dijo...

Para los iletrados, trolls y demás MALAS PERSONAS:

El refrán "no hay mal que por bien no venga", no se refiere al luctuoso suceso, sino al hecho de que la película se queda sin director, y así el nuevo podrá hacer reformas a fondo.

A buscar carroña, en otro sitio...

D. Padscc dijo...

Una corrección. No serán reshoots sino escenas adicionales, ya planeadas por Snyder y que Whedon dirigirá. Algo de su toque puede haber pero siguiendo los lineamientos de Zack. Sería un poco antiético de parte de Whedon intentar añadir escenas que no sigan la tónica de Snyder.