lunes, 14 de marzo de 2011

EL ETERNO RETORNO Y LA MEMORIA DE PEZ

A riesgo de resultar pesado, tengo que comentar la última noticia sobre aventuras mutantes. No es por hacer leña del árbol caído - el "árbol" está ya hecho serrín- si no por que la franquicia mutante está convirtiéndose en un catálogo de los "NOT TO DO" en el cómic de superhéroes. Como definía el catecismo del Padre Ripalda el Infierno: "El conjunto de todos los MALES sin mezcla de Bien alguno".

Y digo yo que, ya que no vamos a sacar ningún buen cómic de allí, que menos que sacar algunas lecciones de lo que no se debe hacer a esta altura del cómic de superhéroes (si no se pretende aburrir a las vacas).


La cosa viene por este cartel, "The Dark Angel Saga". Sabemos que los superhéroes funcionan con la "ilusión del cambio", que siempre varía lo original para volver siempre al punto de partida. Pero en esta ocasión, y con la trayectoria de la franquicia, el anuncio, más que prometer una gran aventura, suena no ya a falta de ideas, sino a pitorreo directamente.

Warren Kenneth Worthington III es uno de esos personajes que pasan sin pena ni gloria por las series de grupo, esperando que algún guionista se de cuenta que hay una persona colgada de esas alas.


Como tantos personajes, los '90 trajeron una nueva identidad más oscura y violenta. Pero desde luego, ya entonces, el Arcángel no trajo de su mano grandes historias. Era un personaje más recubierto de metal, de esos que pronto produciría Image a granel.


La corrupción que llevó a cabo Apocalipsis al convertir a Warren en su Jinete Muerte consistía en dejar al personaje reducido a un arma, no hablaba siquiera y tampoco había una lucha por regresar a su anterior estado (recordemos que sus alas reales fueron destrozadas por los Marauders). Ángel había sido un personaje de relleno que poner al fondo de los shots de grupo, alas desplegadas, y lo mismo seguía siendo en su nueva identidad.


Un romance con Betsy Braddock más que definir al personaje lo convirtió en más "veleta" todavía, y con el tiempo, Scott Lobdell, que también contribuyó -junto a Pacheco- a rescatar a su amiguete Bobbi "Iceman" Drake del olvido, fue el encargado de hacer caducar la mutación de Apocalipsis y que las alas del Ángel volviesen a su sitio. Cada día que pasa, Lobdell es convertido en una lumbrera por los escribas-X actuales.

Tras eso, otra risible mutación secundaria y unos cuantos romances imposibles han convertido a Ángel en una especie de "Julio José Iglesias de los mutantes". Mejor verlo en fotos, por que como hable, la caga...


Pero ete aquí que ese "imposible" concepto de un nuevo grupo "lleno de Lobeznos", X-Force, requiere más personajes recubiertos de metal con los que Clayton Crain se luzca. Y un simple "Deus ex machina" devuelve al Arcángel a las páginas de los mutantes. Como el chiste de los intermitentes, "ahora si, ahora no, ahora si..."


Todo esto para concluir algo dolorosamente obvio: Tenemos un miembro original de los X-Men corrompido por su lado oscuro. Y encima unido a la palabra "Saga". Ya lo fue Cíclope, también por Apocalipsis. ¿Nos espera en el futuro una "Dark Iceman Saga"...? Por que la Dark Beast ya existe...

¿Que expectación se pretende crear con una historia que hemos leído dos docenas de veces, en títulos mutantes y fuera de ellos...? O el Ángel sucumbe a su lado malvado y muere, para resucitar purificado, o directamente se vuelve bueno de nuevo como ya hemos visto y toda la historia es un bluff.


En serio, comprendo perfectamente que los lectores se renuevan con nuevas generaciones y que hay que ofrecerles de nuevo historias similares. Pero sería muy de agradecer que lo hiciesen sin insultar la inteligencia de los lectores más veteranos y hacenos huir despavoridos ante semejante ñoñez. Es como si viésemos que en el número del mes que viene de Future Fundation nos presentan un enfrentamiento de la Cosa y Hulk  bajo el lema: "¿Quien es más fuerte?"

¡Y a mi que rayos me importa!

14 comentarios:

Thadeus dijo...

Lo de arcangel me resultó bastante doloroso, forma parte de una época en que empezaron a caerseme series de la infancia...

Iván B. dijo...

Completamente de acuerdo con el post.

El tratamiento que se le ha dado a este personaje es penoso.

Una historia de caída al lado oscuro y redención puede estar bien, o bien crear un anbtiheroe, pero la cosa no consiste en hacerle los bordes afilados.

Anónimo dijo...

Hola. Pero es que no deja de pasar por ejemplo Gata Sombra de nuevo tiene problemas para materializarse. Hay que leerse lo que se publica no ya de los últimos 20 años sino de los últimos 20 meses que algún guionista ni eso. Mas ejemplos Dracula intenta conquistar Inglaterra con su aspecto de siempre pero en el comic de este mes de la Patrulla X parace salido de una manga de los malos... es el mismo Conde o que?- DR

Julián Glez. Aréchaga dijo...

"Julio José Iglesias de los mutantes" ¡Sublime! Aunque ahora se hace llamar Julio Iglesias Jr.

De acuerdo con Anónimo, no sólo no se leen cómics antiguos sino de hace meses. Luego pasa lo que pasa.

José Enrique Machuca dijo...

"Un nuevo grupo lleno de Lobeznos". ¡Grande, Pedro!

Gabriel Romero de Ávila dijo...

Es que yo creo que el delito también es de su editor, no sólo de los (terribles) guionistas que les agencian a los mutantes, porque parece que la única directiva editorial que tienen es: "que parezcan muy molones en los pósters"!! Y seguro que algún guionista preguntará: "¿Y de historia qué contamos?". Y el editor le contesta: "¿Histo... Qué? ¿Eso qué es????".
Ya no es sólo que los 90 fueron malos para los mutantes, es que no han podido levantar cabeza desde entonces!!! Salvo escasas excepciones, siguen con aquello de las chaquetas, los bolsillos y los cañones gigantescos!!!

Anónimo dijo...

En mi opinión, los mutantes se han convertido en un total despiporre desde hace ya mucho tiempo.

Los recuperé y volví a amar con Morrison (pese a sus detractores) y leí con muy buen ritmo Astonishing X-men (una decente "continuación" de los planteamientos de Morrison, que por lo que a mi respecta flojeó un poco al final, y de lo cual lo mejor con diferencia fue ver a un Cassaday en plena forma).

Pero desde entonces no levantan cabeza. Claremont parecía interesante al principio (más por Davis que por él), pero pronto empezó con sus últimamente-demasiado-usuales "ticks" (verborrea, incoherencias varias en la forma de narrar, explicaciones excesivamente largas que se pueden plasmar simplemente con un dibujo, historias que no se sostienen...nada que no sepamos, vaya) y, como aquel que dice, hasta luego cocodrilo.

Brubaker, con todo lo interesante que parecía (y todo lo bueno que ha demostrado ser en otras ocasiones), planteó muchos conceptos "novedosos" que se quedaron en nada. Y fue ahí, con toda la historia del viajecito al espacio con los sh'iar, que comenzó lo que yo veo como un recycling puro y duro del Claremont de los 80. No querían los fans a Claremont? Pues toma Claremont. Reinterpretemos la Nueva Génesis, la saga de Fénix, recuperemos al Charlie retorcido y moralmente ambiguo... largo etc.

A repetir ideas. Y otra vez. Y otra. Y otra. Los que han venido después, spin-offs incluidos, lo han hecho igualmente. Y X-force, que conste, ha sido de lo más salvable, fallos incluidos.

Las ventas lo atestiguan. Un comic más de Greg Land y me arranco los ojos. Ya no nos tragamos más basura disfrazada de superventas.

En fin, termino con la parrafada.

Saludos a todos,

Vicente

Anónimo dijo...

No contemplas una tercera vía para la conclusión de esta "nueva" historia: lograr separar a Warren de Arcangel, convirtiéndolo así en una entidad independiente. En fin, el caso es que estoy plenamente de acuerdo contigo y lo lamento, porque guardo un enorme cariño a las series mutantes y desde Whedon que dejé de coleccionarlos (me lo ahorro siguiendo sus historias por otros "medios")

carlos rios esarte dijo...

La verdad es que cuando seguía las series mutantes de forma asidua no era consciente de todo esto que comentas ( que es muy cierto), pues todavía era un crío y tarde un poquito en comenzar a ver este tipo de desaguisados y a sentirme muy defraudado por las series regulares del "Mainstream Usa de Superheroes" en general.
Quitando algunas escasas y meritorias sagas que salen de vez en cuando y gracias a dios...mi interés por la continuidad fue perdiendo fuerza a base de aburrirme con lo que leía.

El resultado en mi caso: Convertirme en un seleccionador de historias y sagas no recién salidas eligiendo únicamente las que realmente tienen calidad, aseguren cierta emoción y los personajes desprenda cierto carisma o empatía gracias al equipo creativo y al momento de inspiración en el que estos estaban cuando las crearon.

A veces incluso queriendo acertar me he equivocado y arrepentido de comprar algún cómic, pero es que sabemos que se pueden seguir haciendo grandes comics de superheroes y seguimos teniendo la esperanza de que se hagan y poderlos disfrutar.

Con el cine actual, sobre todo el de Hollywood me pasa algo parecido y creo que ambas industrias se han olvidado de lo importante a la hora de contar historias y sólo se piensa en el marqueting puro y duro.

Por cierto: Estreno comentario en tu Blog, es el primero que hago y me ha quedado larguísimo!:)
Saludos.

PEDRO ANGOSTO dijo...

¡Hey, Carlos, bienvenido y que este sea el más breve de tus comentarios!

carlos rios esarte dijo...

Gracias! lo intentaré!:)

Rojo dijo...

Los mutantes murieron con las películas, Marvel mató a la gallina de los huevos de oro.

Joan dijo...

Yo estoy de acuerdo con Vicente en que X-force, al menos en sus primeros números, era una serie al menos entretenida. De coherencia con la historia anterior de los personajes, poca, si no era para complicarlos y deshacerlos un poco más (a Warren y a Rahne me remito), pero al menos era divertida por su violencia pasada de vueltas.


También destacaría como rescatables algunos números del Cable de D. Swierzynski, con buenos dibujos y fondos de fotomontaje de Ariel Olivetti. Se podía leer como una serie de ciencia-ficción, mostrando las varias "vidas" de Cable en diversas distopías futuras mientras iba creciendo Hope. Nada revolucionario, desde luego, pero perfectamente legible y disfrutable.


Creo que todos estaríamos de acuerdo en que (aparte de las dos arriba mencionadas), de todo el resto del material-X, lo único que continúa ofreciendo calidad es X-Factor. A la manera específica de Peter David,sí, pero eso siempre es una garantía, a pesar de las variaciones en los dibujantes.


Lo demás...prácticamente insalvable, al menos por lo que respecta a lo que yo he leído. Creo que hay mucha verdad en lo que dice Carlos: vale la pena estar a lerta a alguna saga tomada a parte, pero en ningún caops a las series regulares. ¿Cuándo y cómo cambiará esto?


Muy mal lo tenemos si la inspiración de los editores es (como decías tú Pedro hace unos días) la saga noventera "X-Cutioner´s Song". Muy mal
lo tenemos.

Madrox dijo...

Totalmente de acuerdo. El otro día leí el tomo de astonishing dobujado por phil jimenez y, oye, me llevé una grata sorpresa. Me lo pasé bien. Su final es cuestionable pero durante la lectura disfruté. Reconocía los personajes. Algo que hace tiempo no me pasa con los mutantes.

Igual el dibujo ayudaba, retrocedí a los x-men de morrison y marca una diferencia.