martes, 23 de agosto de 2016

SUPERHOMBRES IBÉRICOS

Con algo de retraso ya he podido agenciarme y disfrutar este imprescindible tomo.

Como las otras obras de Pedro Porcel, nuestro siempre erudito, enriquecedor y pícaro Abuelito es una IMPRESCINDIBLE y PRECLARA mirada al pasado de los cómics -y los Pulps, y hasta el Cine- en España, en esta ocasión con el hilo conector de los aventureros enmascarados o héroes superpoderosos.


Para aficionados al "super-género" de los superhéroes es sin duda lectura obligada, y disfrutarán como niños, como los lectores originales de estas publicaciones, descubriendo a las docenas de personajes que durante más de un siglo han `poblado los ya casi extintos kioscos españoles, haciendo soñar a la chavalería ¡y hasta algún coleccionista compulsivo!


Un hito histórico y esperado este volumen, que de no existir y de no haber sido compilado por su autor, tengo para mi que NADIE MÁS podría emular, con el mismo conocimiento, profundidad y, sobre todo, amena escritura.

El autor sitúa perfectamente las diferentes creaciones en las pertinentes coordenadas históricas españolas, con multitud de datos editoriales y de los autores.


Unos autores que la gente de mi generación, por mi aficionados que hayamos sido al noveno arte, en su mayor parte desconocemos por completo, y que en su mayoría realizaron su trabajo en el anonimato -respecto a sus lectores- y bajo los entonces acostumbrados pérfidos contratos editoriales.

No puede uno dejar de sentir pena por que todos estos autores, y sus personajes, hayan acabados TRAGADOS POR EL ABISMO, salvo en la cabeza de un puñado de aficionados y coleccionistas.


Por que ahora quizás los contados de autores españoles que sigue publicando de manera regular en este país gocen de condiciones algo mejores, pero a cambio hemos perdido toda una industria, una que no parece querer levantar cabeza, por más que el cómic, sus eventos, sus puntos de venta y sus estrellas sean cada día más rutilantes.


Atrapados en una especie de bucle temporal, sean héroes superpoderosos o los mucho más exitosos aventureros, la ficción en el tebeo se queda "congelada" en los tiempos del Pulp y el Serial Cinematográfico, de tal manera que, sea en la post-guerra o en sus últimos estertores setenteros, los personajes del tebeo español siguen combatiendo Fu-Manchuses, Científicos Locos, Dinosaurios y Gorilas.

No nos engañemos, en el caso de los superhombres del título, en su inmensa mayoría o son totalmente derivativos de otros americanos, o "bizarre" o un puro bosquejo sin personalidad, historia ni fondo alguno para lanzarse inmediatamente a la ubicua aventura folletines.




Si "descongeláramos" en el presente al Capitán Sol no creo que diese más de dos pasos sin "fundirse".

Pero al menos este volumen celebra su existencia y reaviva el interés por nuestro pasado, uno que -miren ustedes las noticias- no dejamos de repetir cual Día de La Marmota.

Atrapados en el tiempo, como los superhombres ibéricos. Condenados a repetir un pasado que, afortunadamente, trabajos como este nos ayudan a conocer.