domingo, 18 de diciembre de 2016

LA GRAN CAGADA DEL CYBORG SUPERMAN EN SUPERGIRL

Las series Cw, siendo en su corazón infinitamente más cercanas al universo DC que la versión del cine, tienen sus limitaciones y no están exentas de fallos.

Hank Hensaw se originó en los cómics de Superman como el "Reed Richards" de unos "Fantastic Four" a los que el accidente del cohete dotaba de pòderes que acaban causando su muerte. Solo que este sobrevivió convertido en inteligencia electrónica capaz de animar tecnología.


Introduciéndose en la nave-placenta de Superman, usó su poder sobre la tecnología para generar un clon parcial de Superman, medio cyborg, usando el metal kriptoniano de la nave.

Así se presentó durante "Reign Of The Supermen", pretendiendo ser Superman resucitado tras su muerte a manos de Doomsday.


En la serie de Supergirl se introducjo un Hank Henksaw, pero luego se decidió que este personaje sería J'onn J'onzz, Martian Manhunter.

Así que se introdujo un segundo Hank Henksaw, cuya identidad J'onn había asumido creyéndolo muerto. Este Hank odiaba a los alienígenas, a quienes creía una amenaza, muy en la línea del Luthor de BvS.


Ahora el personaje ha reaparecido, convertido en Cyborg por CADMUS -quienes comparten sus ideas sobre los invasores-, y de repente adopta el nombre de "Cyborg Superman", lo cual, dentro de la historia de esta serie, no tiene sentido alguno.



Particularmente por que el personaje odia a Superman y Supergirl, por lo cual no va a adoptar su nombre.

Incluso los guionistas se dieron cuenta del fallo y Supergirl le espeta al derrotarlo: "Cyborg si, pero no eres ningún Superman...".

Un pequeño y escandaloso detalle pero que no desmerece los muchos logros de la serie a la hora de mostrar el mundo del Hombre del Mañana.

2 comentarios:

Nikolas Aguirre Valdés dijo...

en mi opinión podrían haber usado como argumento "Superman ni siquiera es humano, no, yo soy el Verdadero Superman" o algo por el estilo

nemo dijo...

Saludos:

Hasta el mejor escribano hecha un borrón, de vez en cuando.

Juan Constantin