martes, 12 de abril de 2016

THE LEAGUE OF EXTRAORDINARY GENTLEMENT

Echando la vista atrás no cabe duda de que fue Moore el primero en recuperar a todos estos personajes de la literatura popular, que si bien nunca estaban olvidados, si que estaban totalmente relegados a los ojos de los actuales aficionados a las diferentes artes: literatura, cine, cómic...

Moore siempre ha estado interesado por los antecedentes del superhéroe, desde la Mitología al Pulp, que en su cabeza han ido formando una única narrativa, y suya ha sido la gran idea de re-presentar a todos estos personajes de la literatura victoriana no solo interactuando en un universo común -algo que ya llevaba más de un siglo practicándose regularmente gracias a la Mitología Creativa- sino haciéndolo a la manera de los modernos supergrupos que ahora triunfan en el cine y la televisión.


Como bien saben los -de nuevo, crecientes- lectores habituales de este blog, cuando los superhéroes nos han fallado en el cómic, es el camino redescubierto por Moore el que hemos seguido, internándonos con la misma o mayor pasión en los mundos -o el Mundo- de todos estos personajes y de sus creadores, que ciertamente cobran día a día mayor actualidad y mayor relevancia como los verdaderos creadores de los más fascinantes conceptos fantásticos, que hasta entonces no conocíamos sino por versiones y remedos posteriores.

Verne, Stroker, Wells, Stephenson, Haggard, Conan Doyle y  Rohmer son los autores que forman el corazón de este nuevo mundo de aventuras en donde sus más conocidos personajes -y una miriada de otros menos conocidos o absolutamente ignorados procedentes de los más variados contextos creativos- comparten sus recreadas y extendidas existencias en una mezcla que, eso si, es 100% original y 100% Moore.


No solo el fondo creativo es fundamental e inabarcable, sino que Moore y O'Neil ponen infinito cuidado en la FORMA, haciendo de este cómic un singular homenaje a los modos y maneras de la cultura en que surgieron los personajes, vista siempre desde el humorístico prisma de los lectores actuales.

Si eres de lo que has sufrido su pérfida adaptación al cine o quizás te seduce su "hijo ilegítimo" televisivo, Penny Dreadful, no debes dejar de disfrutar la versión original en esta preciosa edición en tomo, y a través de ella internarte como hemos hecho nosotros en las sorprendentes obras literarias que inspiran este cómic y sus exitosas y crecientemente complejas continuaciones.

¡Ha comenzado The Steam Age...!