lunes, 15 de febrero de 2016

DEADPOOL: PANSEXUALIDAD IRRESISTIBLE Y LA REDENCIÓN DEL UNIVERSO

Al principio dijo Stan Lee: "Hagamos al superhéroe a nuestra imagen y semejanza..."

Y los personajes de los cómics, hasta entonces apolíneos millonarios, modernos dioses del Olimpo, con novias fieles y con tendencia a ponerse en peligro se convirtieron en algo mucho más parecidos a las personas de verdad: gente con problemas de todo tipo que intenta navegar en la vida esquivando los torpedos que con que esta nos suele regalar.

Desde este punto de vista, Deadpool es sin duda el mejor representante actual del espíritu que engendró o propulsó a los cómics Marvel. Con permiso de Spider-Man, de quien esperamos decir lo mismo en unos meses.


Deadpool, la película es a las películas de superhéroes lo que su protagonista a la idea clásica de los mismos: El Don Quijote que viene a hacer mofa y befa de todos sus muchas veces ridículos estereotipos. Solo que no lo hace como Don Quijote, aspirando a ser uno de ellos, sino como Sancho Panza, harto de darse trastazos contra los molinos.

Deadpool se deja de "Universos", de "Años Uno", de "Franquicias" y demás espejismos que guían a la mayoría de idem superheróicas del momento para contarnos de la manera más simple el origen del personaje y hacerlo de un modo único, original e intransferible.


La película triunfa por no tratar de ser, como otras una obra de Terrence Malick, por su simplicidad: Planetamiento, nudo y desenlace, con la única salvedad que comienza con una espectacular escena de acción para contar como hemos llegado allí en flashback y luego concluir con el desenlace final que se desprende de lo ya presentado.


Sencillez para narrarnos únicamente el origen del personaje, que tiempo habrá para lanzar mil y una secuelas, si es que la taquilla lo permite, que parece que si, y con colmo.

Eso y establecer el oscuro mundo en el que se mueve el personaje, que como muy bien se muestra no tiene nada que ver con el acomodado universo de esos "Jóvenes Dotados" que estudian en una Mansión de Westchester.


Aunque haya sido a la fuerza de publicar docenas y docenas de cómics protagonizados por el, Marvel ha entronizado ya a Deadpool antes del estreno de la película: se ha unido a grupos mutantes como X-Force, se ha unido hasta a los Uncanny Avengers... ¿Que le queda por lograr...?

En la película, lo que Ryan Reynolds consigue es hacer de Wade Wilson una persona real. Con una insoportable verborrea, pero alguien a quien todo el mundo podríamos conocer, o peor, incluso encarnar.


La presencia de Colossus y Negasonic Teen Warhead sirve para situar la película dentro del Universo Mutante y sirve como lo que todo el resto del mundo es para Deadpool: Comic Relief.

La película podría claro funcionar perfectamente sin ellos, aunque los productores hacen muy bien en asegurarse de que los espectadores sepan que esto transcurre en el Universo de los X-Men. Probablemente, Deadpool arrastre nuevo público a la próxima peli mutante.

Salvo en la apariencia, bastante lograda, y el acento ruso, la versión de Coloso es más bien una parodia del personaje o de cualquier otro superhéroe idealista y tradicional. Pero como personaje no acaba de salir muy bien servido con este papel de secundario.


Weasel y Blind Al son los perfectos partenaires de Wade. Tanto ellos como el origen de Vanessa tiene poco que ver con el establecido en los cómics.

Pero no creo que, si hay alguien que de verdad se sepa la convoluta continuidad del personaje, se queje por el papel que juegan en la película, que si que respeta sus relaciones con el personaje principal.

Tendremos ocasión de volver sobre ellos y estudiar las diferencias en un futuro artículo.


A estas alturas no es que haya que aclarar que se trata de una peli gamberra, violentísima y con contínuas referencias sexuales. Pero no sexuales de las de andar por casa, no, sino de las de viciosillos y fetichistas y parafílicos.

¡Estáis de suerte fanboys, Deadpool os va a enseñar un par de cositas para hacer vuestras solitarias horas algo más entretenidas!


Ajax, el malo de la cinta, es un personaje tan sexy y perverso que no acabamos de entender como Deadpool, en lugar de pelearse con el, no intenta tirárselo.

Un "Mad Doctor" que no tiene ninguna vergüenza en serlo, y que lo interpreta con una actualidad y realismo que encantará a todos esos fans de Fast & The Furious que se apuntarán a ver esta peli y, quien sabe, se quedarán prendados de Wade y del Universo Marvel para siempre.


Así que, tras leer la larga lista de records de taquilla en su primer fin de semana,  no nos queda más que rendirnos al talento de Rob Liefeld: No lo habíamos comprendido hasta ahora.

Deadpool, la película, es nuestra nueva TEODICEA: Si de la obra de Rob ha salido algo tan perfecto, rezamos por que algún día llegue el Demiurgo que torne nuestro fallido Universo en uno tan alejado del presenrte como lo es este de celuloide de los dibujos de su creador.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

"esto transcurre en el Universo de los X-Men. Probablemente, Deadpool arrastre nuevo público a la próxima peli mutante."

Pues vaya desilusión se llevarán quienes esperen ver a Deadpool conectado de alguna otra forma con X-Men: Apocalypse. Más que nada, porque esa trama se desarrolla a mediados de los 80's, mientras que la de Deadpool transcurre en nuestros días. Así que no veo como podrían aprovechar a cualquiera de esos personajes que recién están iniciando su trayectoria (Psylocke, Storm, Jean, etc.) con 30 años extra encima para que embonen... o que no se carguen todo de nuevo con otro viaje temporal, sea al pasado o al presente.

Creo yo que lo más sano que podrían hacer en FOX es darle carpetazo final a Singer con Apocalypse (asimismo con la tercera de Wolverine) y aprovechar a Deadpool como el cimiento inicial de una saga mutante independiente; quizá conectándolo a las series planeadas para la televisión, de las que ya sabemos que no guardan relación alguna con lo planteado en el cine anteriormente.
Porque si se van por la opción de mezclarlos y la productora, fiel a su costumbre, empieza a meter sus narices donde no debe, pueden terminar cargándose el potencial del Mercenario Bocazas y todos aquellos que lo acompañen.

-Taikun

Anónimo dijo...

Buena la peli, sí, pero lo malo es que evidencia quizás con más potencia que nunca ("McAvoy o Stewart?" Qué grande!) que el "universo mutante" de la Fox se ha ido al traste desde el regreso de Singer (uno muy inferior en mi opinión, que más que darle nuevos aires a la franquicia se ha cargado innecesariamente todo lo construido y reconstruido por Vaughn) y que la continuidad de los X-Men aparte de que ya no hay quien la entienda, no les importa lo más mínimo a los productores. La que se va a armar con Apocalipsis... si nos fiamos de ese decepcionante trailer.

Volviendo a Deadpool, lo mejor que podrían hacer es dejar a las aventuras del personaje independientes de los demás héroes. Salvo alguna agradecida referencia para cachondearnos y algún cameo, es mejor que lo dejen por libre al pobre. Se lo merece.

Tito

Alonso Lizaraz dijo...

Chimichanga que peli!! fíjate que este Deadpool pega mas con el MCU que con el de X-Men, y a juzgar por el jugueteo que tienen en Twitter Robert Downey Jr, Chris Evans y Ryan Reynolds nos lo podemos imaginar facilito como el Avenger díscolo del grupo en su papel de cazar mercenarios en la Civil War, claro! esto es un wishful thinking parecido al de ver al Wolverine de Hugh con los Avengers (ya con tener a Spiderman estamos felices). Acerca de lo que comentaron sobre la posibilidad de meter a Deadpool en el universo cinematográfico X-Men, se puede arreglar, ya es un hecho de que se viene Cable y los viajes en el tiempo no serán mayor problema. THUMBS UP A ESTE MAXIMUM EFFORT!!