miércoles, 16 de febrero de 2011

STARMAN COMENTADO: PRÓLOGO ZERO HOUR

La verdad es que, con el panorama actual, me está resultando crecientemente problemático encontrar temas sobre los que escribir post de DC Cómics. Así que, con ocasión de la MUY ESPERADA publicación de la serie Starman en España inicio una serie de post dedicados a comentar la obra en toda su extensión.

Si se decía de Norman Rockwell dibujaba América no como era, sino COMO DEBERÍA SER, James Robinson imaginó (e imagina) el Universo DC COMO DEBERÍA SER.

Así que su magna obra es una perfecta ocasión para adentrarnos en el Universo DC y su particular rincón, Opal City, y así poder disfrutar del mejor cómic de superhéroes de los '90 y todas sus numerosísimas referencias.


Starman es la historia de Jack Knight, hijo del Starman original -miembro de la JSA-, y de cómo a pesar de unos comienzos como héroe renuente, acaba aceptando el legado de su nombre.

En ese sentido, su inmediato antecedente es la etapa de Flash de Mark Waid, que precisamente por entonces, 1994, alcanzaba tras un par de años el favor del público y crítica gracias a los dibujos del tremendo Mike Wieringo. Es también esta la historia de un héroe, Wally West, que consigue por fin hacerse con el legado de su legendario predecesor, Barry Allen. Un histórico cómic que ha perdido ahora todo su sentido debido a los últimos acontecimientos editoriales.


Ya desde la miniserie LEGENDS, DC había venido utilizando sus diferentes macroeventos anuales para lanzar diferentes series nuevas, apoyadas en la historia principal. Starman se encuadró dentro del mayor evento desde la Crisis en Tierras Infinitas de 1985, Zero Hour, que al menos intentaba, como sucedería con otras después, ser continuación y heredera de esa inolvidable aventura.


En los 10 años desde la Crisis, una falta absoluta de criterio editorial había sumido en el caos toda la historia y continuidad DC (y así sigue, no nos engañemos). Así que, tras haber realizado unos años antes la saga Armageddon 2001, Dan Jurgens se propuso emular a Wolfman y Pérez y eliminar las numerosas contradicciones que campaban por el Universo DC.


Hal Jordan, pasado recientemente al lado oscuro y sustituido por Kyle Rayner, otro de los héroes "legado", intentaba como Parallax usar su inmenso poder para recrear la historia del Universo DC según sus propias miras, intentando corregir así la destrucción de Coast City por parte de Mongul, y demás desastres de su azarosa vida.

Por cierto, ustedes me dirán como casa esto con la actual versión de Parallax, en donde Jordan estaba poseído por el avatar del Miedo, la energía amarilla. ¿Para qué quería el avatar del miedo recrear el Universo...? No hablemos del posterior sacrificio de Jordan en Blackest Night... Ya veis, las explicaciones de Johns no resisten el más mínimo escrutinio.


La Justice Society ya fue despachada al Limbo del Ragnarok nórdico (revelado en Sandman como un experimento del "verdadero" Odín) tras las Crisis, por considerar a los maduros héroes meras copias secundarias de las obviamente más prestigiosas versiones de la Silver Age.

Pero en la miniserie Armageddon Inferno, uno de los spin-off de la mencionada saga de Jurgens, el primer supergrupo escapó inesperadamente a su encierro y regresó al Universo DC.


Allí protagonizaron una corta serie dibujada por el llorado Mike Parobeck, los personajes se integraban en la continuidad post-Crisis, pero poco iba a durar su retorno.


Demostrando la falta de criterio editorial de DC, la JSA volvió a ser considerada "prescindible", por lo que durante Zero Hour fueron finiquitados de nuevo.


En concreto, enfrentados a Extant (ex-Monarch, Ex-Hawk de Hawk and Dove), un inexplicable esbirro de Parallax, este neutralizaba con sus poderes temporales la perpetua juventud de la JSA (introducida por Roy Thomas para explicar la longevidad de los héroes de los '40 aún en los años '80), y directamente mataba de puro viejos a los tres miembros más débiles y prescindibles: Hourman, Atom y Doctor Mid-Nite.


Tras esto, aún Jay Garrick y el rejuvenecido Alan Scott decidían abandonar sus carreras, intentando marcar el final de una época (en realidad, Garrick fue inmediatamente reinstaurado por Waid en la serie de Flash, junto a otros velocistas de la Golden Age, y Scott seguiría apareciendo tanto en Green Lantern como en la propia Starman).

Todo esto para explicaros que, en lo que a DC se refiere, el legado de los héroes originales estaba liquidado por segunda vez, al menos hasta que entró en juego Robinson y su nueva serie, dedicada a la relación entre Jack Knight y su padre, un envejecido Ted Knight.

La JSA sólo regresaría debido al éxito de la JLA y a la propia Starman, claro, siendo James Robinson el encargado de relanzarla unos años más adelante.


Zero Hour se publicó con numeración contraria, en una cuenta atrás desde 4 a 0, y en el número final el universo fue borrado y recreado de nuevo, como ocurriría en la Crisis original o en la posterior Infinite Crisis, tan fallida y presuntuosa como esta.

Ese mes todas las series DC contaron con números "0" en los que normalmente se recapitulaban los orígenes, a veces reescritos, de todos los personajes.


También comenzaron con números 0 las nuevas series lanzadas con ocasión del evento, entre ellas Starman. Curiosamente,es la única que sobrevivió y gozó de calidad y prestigio, ya que algunas de sus compañeras fueron Primal Force, R.E.B.E.L.S. o nuevas versiones de antiguos héroes como Fate o Manhunter.


Muchas series DC fueron relanzadas en nuevas direcciones, desde JLA a New Titans, pasando por la conflictiva Hawkman o la Legión de Superhéroes, que tras varios intentos de "sustituir" al perdido Superboy, inició una nueva continuidad, aunque no numeración, en una exitosa versión que la actual no tiene ningunos visos de superar...

La JLA, y el universo DC en general, tendría que esperar un par de años más a que la icónica y revolucionaria versión de Morrison comenzase de nuevo a poner las cosas en su sitio.


Y así, en Zero Hour, vemos una breve escena que hace referencia al nº 0 de Starman y al hecho de que Ted Knight cede su cetro cósmico a su hijo Jack, como simple promoción de la serie que entonces se iniciaba...

10 comentarios:

Dark Schneider dijo...

Armaggedon Inferno, Alien Agenda y los dos números de 2001 los pillé hará relativamente poco por ebay por cuatro duros, aunque tenía el material de Zinco, me hacía gracia tenerlo todo en yanki, los tandems de dibujantes de Inferno no dejan de ser "curiosos", posiblemente el peor trabajo de ese genio que es John Ostrander

Unknown dijo...

"En los 10 años desde la Crisis, una falta absoluta de criterio editorial había sumido en el caos toda la historia y continuidad DC (y así sigue, no nos engañemos)."

ZAS! En toda la boca a los mal editores que al parecen son mucho más comunes que los buenos (¿Existen? ¿O son un mito como el de aquel señor que entiende toda la continuidad de DC y le da sentido?).

Entonces Starman es hijo de otro héroe. La verdad es que no tenía ni idea, yo soy más de Marvel (a pesar de los pesares) pero eso no quita para que intente leer buenas cosas con el sello de DC. Espero que no tarde Planeta en editar Starman.

Ray_Silver dijo...

Haciendo un poco de offtopic respecto al tema principal del post (Starman), a mi, que no manejo tanto como me gustaria DC, no deja de sorprenderme como cada intento de la editorial por aclarar y cohesionar su continuidad ha propiciado a la postre que se produzcan más y más problemas con la misma.
Por lo que describes de Hora Zero me llama aún más la atención que ese evento con ideas que parecen buenas y accesibles, como esos números 0 repasando los origenes de los personajes, no fuera támpoco la ultima palabra y hayamos sido testigos de cosas como las 243 re-versiones de los origenes de Superman que han existido desde entonces. Sinceramente no entiendo como puede ser tan dificil.

PEDRO ANGOSTO dijo...

Goku:

Si tienes que probar un cómic DC, que sea este.

Si no te gusta, yo te devuelvo el dinero. Pero hay que leerlo enterito ¿eh?

Ray_Silver:

Para arreglar o establecer un a continuidad sólida y completa yo creo que hacen falta los siguientes factores:

1. INFORMACIÓN: Marvel tiene su Handbook. DC no tiene nada parecido.

2. SIMULTANEIDAD: En un universo donde todo esta relacionado, no se puede cambiar parte y dejar otra parte sin que sea afectada.

3. VISIÓN DE CONJUNTO: Hace falta conocer TODA la continuidad y DARLE SENTIDO en su totalidad, y no por partes.

4. EVITAR EL EFECTO MARIPOSA: Cuando se cambia algo hay que ser consciente de todos los cambios en cadena que eso produce.

Tras Infinite Crisis este es el mayor problema de DC, que en lugar de crear historias que abarquen y establezcan más cómics del pasado, crea historia que borran y borran y borran más de lo que ha ocurrido, empobreciendo el universo fractalmente...

PEDRO ANGOSTO dijo...

Dicho lo cual, la continuidad en Starman es IMPECABLE.

Danielstein dijo...

Me da no sé qué leer este pedazo de entrada y no felicitarte por ello, Pedro. Pues eso.

Si, la continuidad era impecable; por desgracia los retcons continuos de DC hacen que, según el día, un diálogo o una subtrama de la opus magna de Robinson quede anulada o en el limbo. ¿Recuerdas cuando la nueva Doom Patrol de Byrne "anuló" algo que decía Jack Knight sobre el grupo? O ese Krypton ya inexistente...

Ray_Silver dijo...

A proposito, Pedro:¿la primera imagen que ilustra el post esta sacada de alguna animación de DC?

PEDRO ANGOSTO dijo...

Dani:

Pues muchas gracias. Aunque la verdad ver la póquísima repercusión actual de DC en tre los fans españoles da bastante pena.

ray-Silver: No se trata de una animación, es un dibujo de aficionado.

PEDRO ANGOSTO dijo...

Dani:

Pues muchas gracias. Aunque la verdad ver la póquísima repercusión actual de DC en tre los fans españoles da bastante pena.

ray-Silver: No se trata de una animación, es un dibujo de aficionado.

Unknown dijo...

Muchas gracias por publicar el post.
Tengo una pregunta, acerca de los Tie-ins son importantes o pueden ser salteables?
Gracias.