domingo, 19 de febrero de 2017

LA SERIE DE LEGION, DEFINITIVAMENTE "EXTRANJERA"

Vistos los dos primeros episodios, creo que para mi Legion se va a caer de la apretada programación televisiva superheróica.

Desde luego se trata de un producto digno, bien elaborado, magníficamente diseñado, que se acerca más a las series de Marvel en Netflix que a las de DC en la CW.


Pero creo que el enfoque que se está utilizando en la adaptación, lo mismo que las aproximaciones que hace Fox a los mutantes en el cine, ya no son lo que los espectadores demandan, o debieran demandar.

A saber, las conexiones de Legion, el hijo de Charles Xavier, con el Universo de los X-Men son prácticamente nulas, salvo quizás por la aparición de alguien que podría ser Farouk, The Shadow King, en sus pesadillas.


Para alguien que no conozca el personaje, el primer episodio es absolutamente confuso como presentación del mismo, y no es hasta el segundo en donde queda claro que no es un trastornado, sino alguien con poderes mutantes que los ha confundido con una enfermedad mental.

Aunque, a la vez, parece que muy sano tampoco está...


No solo no se usan los X-Men, sino que para más INRI se los SUSTITUYE: Legion acaba fichando por una "escuela de mutantes" que es la de Xavier salvo por el nombre y los personajes que la habitan y regentan.

Serán mejores o peores, pero no entiendo lo de poseer los derechos de personajes originales y luego no utilizarlos para crear remedos de ellos.


Está ya suficientemente probado por las producciones de Marvel o DC que, sea en cine o en TV, el éxito hoy en día pasa por ser fiel no solo al personaje del título sino también A SU MUNDO Y A SUS RELACIONES.


Pero seguiremos cubriendo esta serie y sus novedades en nuestro grupo de TV MARVEL.