viernes, 6 de enero de 2017

EL ÚLTIMO NIÑO HUMANO

Con un título que inmediatamente remite a Kamandi, The LAST BOY ON EARTH, y un mapa que nos recuerda el de su futuro apocalítptico, el protagonista de esta aventura acaba corriendo aventuras por un "planeta a retales" poblado por toda suerte de seres y faunas, que parece que no saben tampoco mucho de cómo llegaron allí.


Editoriales como Hirukoa son fundamentales para rescatar productos como este que, nacido como webcomic, ha alcanzado varias nominaciones a los Premios Harvey.

Quizás ubiquéis mucho mejor a sus autores si recordamos que fueron los artífices de High Moon, aquel western con hombre lobo que publicó DC en una de sus iniciativas para nuevos autores.


La industria americana no hace distingos a la hora de frustrar las carreras de nuevos talentos, sean o no patrios, pero sin duda este cómic es el producto de unos nuevos valores que merecerían poder tener la ocasión de demostrar lo que valen en otros encargos.


Tenemos que destacar el dibujo de Steve Ellis que nos recuerda por momentos al de nunca suficientemente llorado Mike Wieringo, y con el que disfrutamos casi tanto como con su añorado modelo.


En cuanto al guión, la naturaleza capitular del webcomic hace que el conjunto se resienta un tanto al recopilarlo, echándose de menos una mayor planificación y EXPLICACIÓN de tanta aventura, seres fantásticos y eventos como el niño protagonista encara sin que le tiemble el pulso un momento.


Pero consideramos que este es un cómic orientado a los lectores jóvenes y que disfrutarán tanto como el protagonista descubriendo una nueva criatura o misterio a cada página, pues las visitas a los mundos fantásticos se han convertido en la mayor tendencia en la ficción infantil y juvenil.

Si Los Reyes tienen algún regalo pendiente para chicos y chicas de 9 a 14 años, este volumen sin duda es una sabia elección.