lunes, 28 de noviembre de 2016

VAIANA: UNA TRAVESÍA ESPIRITUAL

El tremendo parecido de esta aventura con anteriores películas Disney uno no sabe si achacarlo a la falta de ideas y la aplicación de FÓRMULAS, o a que los propios ARQUETIPOS MÍTICOS se empeñan en materializarse de nuevo y contarnos otra vez la misma historia, LA HISTORIA, aunque esta vez lleve ropajes -o tatuajes- distintos.


Vaiana es una joven isleña aventurera y arrojada que se siente constreñida por la vida monótona, conservadora y reglada -pero segura- de su aldea.

Pero las cosas van a cambiar cuando un antiguo peligro susurrado en los mitos tribales se torne realidad.


En esta primera parte, pues, lo que encontramos es un absoluto calco de POCAHONTAS y su historia, incluso ambas manejan el remo a la perfección, y sueñan con lo que encontrarán "más allá del meandro" o, en este caso, más allá de la barrera de coral.


Elegida por EL MAR para restaurar el Orden perdido de la Naturaleza, Vaiana sigue punto por punto EL CAMINO DEL HÉROE, ese que sintetizó Joseph Campbell y ahora todos los guionistas usan como plantilla de sus historias.

Primero, Vaiana, tras el encuentro con su sabia abuela, penetrará en la cueva que esconde el pasado OLVIDADO de la Tribu.


Armada de este nuevo conocimiento, podrá por fin superar la BARRERA que representa la realidad material, internándose así en el Mar abierto, figura del Mundo Espiritual, donde deberá, como no, cumplir su destino.


Afortunadamente, la película mejora bastante con la llegada de Maui, un héroe a la vieja usanza que choca de frente con la independiente Vaiana.

Los dos forman un singular grupo aventurero, los dos se necesitan para completar la misión y restaurar el orden perdido en la Naturaleza, sanar la Tierra Yerma de los Mitos Artúricos.


Osea, que lo que tenemos al final es una mezcla de Pocahontas y HÉRCULES. Pero se hace entretenido gracias a imágenes de gran belleza, buenos diálogos y una banda sonora notable, que refuerza el regreso de Disney a los musicales que tanto placer nos trajeron.


Una película muy profunda, con toda la Sabiduría y Simbolismo de los antiguos Cuentos de Hadas.

Ahora, que como yo personalmente todo eso ya lo tengo bastante descifrado, a ver si, dentro de los clásico, introducimos más variedad.

Si no, como dice Maui en un metamensaje: Si llevan mascota y son herederas, TODAS SON PRINCESAS (DISNEY).