jueves, 6 de octubre de 2016

LA HISTORIA DEL NECRONOMICÓN, POR H. P. LOVECRAFT

Cualquier escritor bisoño al que le encargaran crear un demoniaco libro imaginario lo llenaría seguramente de descripciones de las criaturas invocadas, pasajes pseudo-bíblicos, grimorios, lenguajes inventados y un largo etcétera que no lo haría ser mucho más "esotérico" que cualquier manual de Juego de Rol fantástico.


Lovecraft, percatado por sus amigos y pares, sino sus lectores, de que las menciones al Necronomicón lo han convertido ya en un volumen legendario que hasta aparecía mencionado en obras ajenas se lanza a escribir la historia definitiva del volúmen.


Magistralmente, no lo hace como si fuese el loco Abdul, su supuesto autor, sino que lo que escribe es una FICHA BIBLIOGRÁFICA del mismo.


Habla de sus orígenes, habla de sus traducciones, habla de las diferentes impresiones que se han hecho a lo largo de la historia y como y cuando el libro cayó en el Index Inquisitorial de libros prohibidos.


Del interior, del contenido, de los demonios y hechizos, nada se nos dice.

Ni falta que hace: Convirtiéndolo en un volumen que solo ha circulado entre iniciados y cuyas pocas copias supervivientes son las que ya se han mencionado en sus relatos, lo dota de la misma realidad que los miles de incunables que persiguen igualmente los verdaderos bibliófilos.


O dicho de otra manera: Si quieres que los demás traten tu libro imaginario como uno real, comienza por hacerlo tu mismo.

¡Y funcionó, vaya que si funcionó...!