jueves, 15 de septiembre de 2016

LOS MUERTOS VIVIENTES VOL. 25

La primera sorpresa que se puede llevar el lector ocasional de esta serie es que en todo el tomo recopilatorio no hay ni un solo zombie.

Lo más cercano es un grupo de supervivientes que se "disfrazan" como ellos.


La razón de ser de la serie es ver como el hombre se comporta en situaciones extremas, y puestos en ellas, no hacen falta más monstruos que los propios humanos.

Rick Grimes y su grupo, ahora que han conseguido una cierta seguridad, van a sufrir una gran derrota y a enfrentarse a los peores miedos: los de la traición interior y el cuestionamiento de su liderazgo, y no es que Rick pretenda nunca agenciarse este, más que por defecto.


En definitiva, nos queda el estudio de la naturaleza humana que interesa al autor y que ha sido siempre el centro de gravedad de la serie, tanto que ya los zombies no necesitan ni asomar.


Y es que no hay nada más horrible que diferentes grupos de gentes que creen que la mejor manera para que ellos y su grupo sobrevivan es una DIFERENTE a la que tienen los vecinos de al lado.

Algo mucho más universal que las aventuras de este cómic, enciendan la televisión y lo comprobarán.

No creo que Kirkman alcance a dar soluciones, pero en cualquier caso, bueno es que invite a la reflexión.