viernes, 9 de septiembre de 2016

¡¡ALAN MOORE, HARTO DE BATMAN, SE RETIRA DE LOS CÓMICS!!


"The first angel sounded, and there followed hail and fire mingled with blood, and they were cast upon the earth: and the third part of trees was burnt up, and all green grass was burnt up...."

¡Esto se acaba chicos...!

"I have about 250 pages of comics left in me”.


“And those will probably be very enjoyable. There are a couple of issues of an Avatar [Press] book that I am doing at the moment, part of the HP Lovecraft work I’ve been working on recently.

Me and Kevin will be finishing Cinema Purgatorio and we’ve got about one more book, a final book of League of Extraordinary Gentlemen to complete.

After that, although I may do the odd little comics piece at some point in the future, I am pretty much done with comics.”



“I think I have done enough for comics. I’ve done all that I can. I think if I were to continue to work in comics, inevitably the ideas would suffer, inevitably you’d start to see me retread old ground and I think both you and I probably deserve something better than that,”

“So, the things that interest me at the moment are the things I don’t know if I can do, like films, where I haven’t got a clue what I am doing, or giant literary novels. Things I wasn’t sure I’d even have the stamina to finish …



I know I am able to do anything anyone is capable of doing in the comic book medium. I don’t need to prove anything to myself or anyone else. Whereas these other fields are much more exciting to me. I will always revere comics as a medium. It is a wonderful medium.”

"I am sure there is probably a very good reason for the hundreds of thousands of adults who are flocking to see the latest adventures of Batman, but I for one am a little in the dark for what that reason is.



“The superhero movies – characters that were invented by Jack Kirby in the 1960s or earlier – I have great love for those characters as they were to me when I was a 13-year-old boy. They were brilliantly designed and created characters.

But they were for 50 years ago. I think this century needs, deserves, its own culture. It deserves artists that are actually going to attempt to say things that are relevant to the times we are actually living in."



"That’s a longwinded way of me saying I am really, really sick of Batman.”


Bueno, en honor a la verdad, tengo que decir que, del Batman al que millones de personas acuden a ver su próxima aventura cinematográfica, yo estoy igual de harto que Moore. O más...


Dejando de lado por un momento las peculiaridades del carácter de Moore, creo que debemos reflexionar sobre una industria del cómic que ha maltratado de semejante manera a su hijo predilecto como para que aborrezca una y otra vez del género que amó, que lo encumbró y que dignificó.

Pero semejante ira es muy comprensible, pues en el improbable caso de que en la industria del cómic existiese ahora mismo un talento como el de Alan Moore, podéis tener por cierto que está siendo MUCHO PEOR TRATADO por las editoriales de lo que lo fue Moore en su día. ¡Veremos en unos años que maldiciones pronuncian ellos!


Trágico que un talento como Moore deje la industria CUANDO ESTA MÁS LO NECESITA. Trágico pero sintomático. Lo hacen todos los que aún pueden.

Le deseamos lo mejor en sus nuevas empresas, que seguiremos con el interés acostumbrado.

Lo comprendemos. Al fin y al cabo, en lo de dejar los cómics, solo está siguiendo nuestros pasos... ;-)

5 comentarios:

doclusifer dijo...

Por Fin. ya no habrá que aguantar sus pataletas en papel,sus chorradas metafisicas para posturistas de salón, sus basuras desvencijadas por DC, ni sus quejas de como me rompen mis historias, mientra ha ganado una pasta gansa y de ello no ha dicho ni mu. Si este tío lleva desde 1985 muerto creativa mente...

¿Cuanto tardara en volver? por que os recuerdo que no es la primera vez que se "retira", es como los mutantes de Marvel, que se mueren y rebinen y se vuelven a morir.

Anónimo dijo...

Moore no sólo esta "harto" de Batman, lo esta de los superhéroes en general, de los que se confiesa que nunca fue muy entusiasta, y de que por su parte se deberían de tener nuevos representantes que los superhéroes creados en los 60 por Jack Kirby. Toca dejar de lado, sin necesidad de excluirlos, iconos pasados y tener nuevos iconos o referentes de este siglo, poniendo como ejemplo The Wire.

También dice que no le gusta la falta de ambición de la cultura contemporánea. Y que no basta con quejarse de que algo esta mal sino que hay que hacer algo que creas mejor. Esta última frase me parece un muy certero dardo para muchas aptitudes que solemos tener. Si sabes hacer las cosas mejor o crees poder hacerlas, es muy deshonesto no hacerlo teniendo en cuenta la cantidad de posibilidades que ha dado internet y el crowfounding.

Moore no sigue "vuestros" pasos de dejar los cómics, se retira como autor del medio, algo muy distinto.

Toca esperar a que publique esas 250 páginas de cómic que tiene guardadas y a la traducción de Jerusalem al español. Por supuesto toca seguirle la pista en sus próximos proyectos.

Jose Carlos García Panadero dijo...

Estoy de acuerdo es como Miller, en los 80 vivio su epoca dorada pero de eso ya ha pasado muchooooo. Sus últimas obras son una auténtica locura psicodélica. Que fue muy importate es obvio pero a día de hoy no es más que el abuelo cebolleta y sus pataletas.

Anónimo dijo...

La cantidad de aficionados que hablan mierdas injustamente sobre uno de los mayores genios del medio es como para que se quiera ir para no volver jamás, cuanta ingratitud y que pocos alicientes tiene el cómic como profesión. Con este público señor Moore usted merece un hogar mejor.

PD: En este no digo que son unos gilipollas a ver si pasa la criba.

J.Ont dijo...

No tengo actualmente el interés que tenía antes por Moore. Ahora bien, decir que lleva muerto creativamente desde finales de los 80 me parece como mínimo una exageración (por usar un eufemismo)

Ya le gustaría al 99% de los guionistas desde 1990 hasta la actualidad tener en su haber obras como Top Ten, Supreme o Promethea por citar sólo unas cuantas.