lunes, 13 de junio de 2016

CONAN EL VENGADOR: LA HORDA MALDITA

Segundo de los volúmenes en los que se recopila las que han devenido en ser -como todas, ya- etapas anuales de cada serie, en este caso la de los autores Van Lente y Ching.

Van Lente sigue con su Conan desenfadado, con sus toques de humor, aunque esta historia se preste más bien poco a ello.


Encontramos el trabajo de Ching más disfrutable en este volúmen, quizás por que para hacerse con una serie hay que haber dibujado algunos números seguidos, lo que ya casi no ocurre hoy en día.

Dinámico y sintético, su Conan está lejos de las versiones preciosistas y míticas de Nord o Giorello, pero cumple para la aventura que narra.


En esta encontramos a Conan al frente de una banda de mercenarios y acaban viéndose envueltos en el asedio de una ciudad.

Pero ese será solo el comienzo de la aventura, que desembocará en la búsqueda por parte de Toth-Amon del legendario Libro de Skelos, un tomo de magia negra que en sus manos lo convertiría en imparable.

Como anécdota, el hechicero acaba invocando a Nyarlathotep, el dios del caos de origen egipcio de Lovecraft, homenajeando la íntima relación creativa entre este escritor y Howard.