lunes, 16 de mayo de 2016

X-MEN: APOCALIPSIS: "EL APOCALIPSIS VA A LLEGAAAAAR..."

NO CONTIENE SPOILERS.

Solo la mítica frase de Arrabal puede hacer honor a la bastante surrealista experiencia de ver esta película.

Ya sabemos que hay "dos Fox": Está la de Fantastic Four y la de Deadpool. Pues en resumen, esta película hace pareja con la del cuarteto.


Estando -al menos virtualmente- en juego el futuro de la franquicia mutante no me cabe duda de que ha llegado el momento del relevo, por que Brian Singer y los suyos no tienen nada más que contar.

No lo tenían ya, antes de esta película.


La cinta comienza con un más que prometedor y acertado prólogo en el antiguo Egipto que explica la naturaleza de Apocalypse en esta versión y por que pasa centurias hibernando, incluso retrotrayendo sus cuatro jinetes a la Mitología egipcia. Bravo.


Ahora, es saltar al presente y la película comienza a irse de madre escena a escena: Si de Batman V Superman se criticaba que saltaba de uno a otro de los tres o cuatro protagonistas sin hilar una traman en común, infinitamente más grave es cuando pasa eso y los protagonistas son más de una docena, entre los mutantes que se van reclutando tanto por parte de Xavier y compañía como de Apocalypse.


Cada uno en una localización geográfica distinta, se nos presentan para saltar al siguiente y luego para regresar al personaje en cuestión un par de veces más, SIN SENTIDO ALGUNO DE LA ELIPSIS, en una inacabable lista de demasiados personajes que, por más que acaben unidos en la batalla final, no comparten durante todo el resto del metraje ni la más mínima relación personal.


Para cuando por fin se unen pasada más de hora y media, el espectador está ya de los nervios, sentado en "la mesa que se vence" como Arrabal, y por desgracia sin los whiskises que llevaba él encima para hacer el visionado más disfrutable.


La culpa de esto la tiene el afán enciclopédicoo de Singer, empeñado en que constatemos que ha leído hasta la última página de los relatos de complemento del cómic Classic X-Men, unos relatos centrados en personajes individuales y que el añade a la película como antiguas bolas de colorines a un árbol navideño de esos plateados: Fatal combinación.


Por lo tanto, la trama principal de Apocalypse queda INTERRUMPIDA Y AHOGADA por los incontables segmentos de los personajes que llevan de hecho su propia historia, venga de los cómics o de películas anteriores, sobre las que Singer no para de hacer referencias, homenajes, chistes y revisitaciones.


Tanto revisita que todo acaba pareciendo ya visto, un mero refrito de todas las películas anteriores. En lugar de ofrecer un nuevo comienzo fresco e imprevisible, la película es un auto-homenaje y refrito de todo lo anterior en las dos líneas temporales.


Y aunque conoce muy bien tal y cual detalle de los personajes, estos carecen de la suficiente caracterización, especialmente los Jinetes de Apocalipsis, que para ser todos héroes -en los cómics- son representados de manera muy burda y sus eventuales y PREVISIBLES cambios de bando no tienen la más mínima justificación.


El ejemplo definitivo de las "morcillas" que mete Singer en su propio argumento es la larga escena en la que los héroes, por fin reunidos, son capturados y transportados a cierta localización únicamente para que se produzca un cameo de cierto personaje famoso de la franquicia, teniendo que retomarse la cinta por donde iba una vez que ha terminado la escenita.

Todas las de antes, en realidad, están igual de mal hiladas. Esta solo destaca por no ser canónica.


No se nos tiene que pasar por alto que, en este caso, la localización temporal en los años '80 no forma en absoluto parte de la historia, más que para homenajear de nuevo First Class y su escena con los misiles de Cuba.

Continuar con este esquema sería pues un puro capricho sin sentido.


La coreografía de la batalla final es de vergüenza ajena, con los personajes saltando agachados entre escombros, intentando parecer épicos.

A todo esto, no se explica nada de por qué Apocalipsis quiere destruir el mundo, ni de donde viene su filosofía de "la supervivencia del más fuerte" ni nada de nada, acaba siendo el típico villano ridículo para la batalla final, primo hermano del Doom de FF.

Y si lo vencen es por un más que previsible -y literal- Deus Ex Machina.


No es que sea un absoluto desastre, pero se trata de la película de un fanboy, un niño en una tienda de dulces que, de tantos que ha metido en su barriga, acaba muy malito y en cama.

Carente de estructura y ritmo, y de personajes que transmitan. Especialmente Fassbender parece estar diciendo todo el rato: "¿Que hago yo todavía aquí...?"

Por lo tanto, no tengo ningunas ganas de que Singer escoja otros veinte personajes del corpus mutante y nos ofrezca sus enciclopédicos "minutos musicales".

Esto no es cine. Ha llegado el momento de pasar el testigo.

4 comentarios:

Alonso Lizaraz dijo...

Con el amistoso vecino arácnido integrando el MCU y las cifras meteóricas de Civil War, creo que la Fox se debe estar planteando seriamente un acuerdo con los que si saben.

herb_b dijo...

No me sorprende mucho nada de lo que dices, Singer no es que tenga que pasar el testigo, es que nunca deberia haber vuelto, y aunque tiene buenos actores a su disposicion, eso de nada vale si no les das un material que les resulte minimamente interesante, no ya para el publico, ni para ellos. Lo que dices de Fassbender, es una pena, pero no es raro: despues de todo, el firmo inicialmente por una buena peli, la de Vaughn, y años despues aquello se ha convertido en esto. Estara deseando de acabar ya con el personaje, aunque unido a el seguramente aun por contrato, o como minimo, por profesionalidad (dejar tirada una gran franquica no da muy buena imagen para que te den luego grandes proyectos, asi que en casos asi, se tiende a hacerlas aun sin ganas, y consolarte con la buena pasta que te dan, mientras esperas que te dejen ir)

OLGERD VLADISLAV dijo...

LOOOOOOOL! XDDDD
Muy buenas las referencias al mineralismmooooo va a llegar de Don Arrabal.
Aquí el video para los que no conozcan a ese ONVRE DE DIOXXXXX.
https://www.youtube.com/watch?v=bqxIu9OS2xI

Sigue la mala suerte de los actores de juego de tronos en el cine, pues. :( .
En fin gracias por la crítica Sr Angosto, actuaré en consecuencia.
La de entradas de cine que nos estamos ahorrando algunos este año.

Anónimo dijo...

Con todo, mientras Kinberg esté a los guiones, por mucho que cambien al director (que también), la cosa no va a mejorar. Recordemos que es el guionista de X3, DOFP, Fant4stic, y creo que también de la primera de Lobezno. En First Class creo recordar que Vaughn decidió rehacer su guión.

Una pena lo de Singer. Con lo mucho que le hemos defendido algunos. Pero ya DOFP dejaba ver que no quedaba casi nada d su talento narrativo.