viernes, 27 de mayo de 2016

EL INNOMBRABLE, POR H.P.LOVECRAFT

Este relato comienza con una aguda discusión sobre "terror filológico": Lo que da más miedo es lo desconocido, y lo más desconocido es aquello que no se puede nombrar, no tenemos nombres para lo que no conocemos.


Esta es una nueva aventura protagonizada por Randolph Carter, el sosias de Lovecraft, que será aludida en futuros relatos.


Por desgracia, el personaje sigue con la mala costumbre de visitar cementerios, y de este sale una criatura que es a la vez amorfa -¿imperceptible?- pero que no deja de tener semejanza con esos sátiros de la mitología griega sobre los que Lovecraft y su obra lanzan oscuras sombras.


Y es que en el fondo son esos personajillos del bosque los que están a la base de nuestras imágenes occidentales de "demonios".

El propio Lovecraft relata haber tenido ¿visiones? de estos seres de los bosques, por lo que la inclusión de un episodio así dentro de su ficticia biografía como "Randolph Carter" es más que sugerente.