viernes, 18 de marzo de 2016

DAREDEVIL, SEGUNDA TEMPORADA: EL HOMBRE DETRÁS DEL MONSTRUO

¡SIN SPOILERS! (Obviamente)

Lo malo de llegar y clavar a TODOS los personajes en la primera temporada es... ¿Que hacer para que no decaiga la fiesta en las siguientes...?

Pues la respuesta es obvia: Traer a más personajes y desarrollarlos igual de certeramente. Y dar una nueva vuelta de tuerca a los que ya existían.


Si me preguntan a mi, yo diría que se nota algo el cambio de showrunners (quizás también de guionistas): Menos personajes, tramas más lineales, y diálogos que quizás "riman" menos que los que nos enamoraron en la primera temporada.

O más probablemente, son muy parecidos, simplemente nos hemos acostumbrado a ellos y no tienen el mismo impacto.

En cualquier caso, no me cabe duda de que muchos espectadores se van a tragar todos los episodios de una tacada a partir de hoy mismo,  demostrando que esta serie sigue entre lo mejor que ofrece la ficción televisiva (lo que es lo mismo que decir LA FICCIÓN actual).


Podrían haber caído en la tentación de que los personajes ya presentados, Matt, Foggy y Karen fuesen meros comparsas o decorados con los que presentar a Punisher y Elektra, dos personajes que recordemos, aunque al principio aparezcan como antagonistas, están destinados -resucitando o no- a convertirse en "héroes" y a disfrutar de sus propias historias, como lo han hecho en los cómics, sea no con sus propias miniseries televisivas.

Pero no: El torturado Matt va a encontrar que su nuevo uniforme y la paz conseguida al final de la temporada anterior no es algo duradero ni disfrutable, y su nueva carrera de protector de Hell's Kitchen no va a hacer más fácil ni feliz su vida.


Foggy sigue siendo su mayor apoyo, pero intentar mantener su ruinoso buffet y mentir constantemente sobre Matt es algo que va a tener un precio  sobre su amista y relación, por no contar con que ambos compiten en realidad por la atención y el afecto de Karen.

Los comprendemos: es imposible no enamorarse de Karen. Nos pasa a nosotros, siendo un personaje de ficción. ¡Estamos lamentando ya el que se atrevan a contar en la televisión la saga Born Again por lo que tendrá que pasar la pobre! Ella intenta buscar su lugar en la oficina, en el mundo y monstrandose una aliada y amiga de Matt en todos los campos, aunque eso, de nuevo, solo traerá mayores problemas y sufrimiento.

Pero pasemos ya a hablar de los nuevos y terribles oponentes/aliados, que en esta serie no se sabe que es peor:


John Bernthal ES PUNISHER. De la misma manera que Charlie Cox ha dotado a Matt y Daredevil de una profundidad que nunca habíamos visto antes dentro o fuera del cómic.

Hay que aplaudir como el personaje -que en los cómics se presentó como antagonista de Spider-Man, como el propio Kingpin- es impecablemente reintroducido ahora en el Universo Marvel Netflix recreando su historia dentro del mundo de DD como si siempre hubiese pertenecido ahí.


Los encuentros entre los personajes están coreografiados con una violencia que nunca habríamos soñado en un cómic: la de palos que hay que darle a un personaje para vencerlo, y la de palos que hay que recibir, si no tienes superpoderes.

Pero eso es insignificante ante el magistralmente tramado enfrentamiento IDEOLÓGICO de los personajes, en los que no solo se habla de vigilantismo y justicia, sino de lo más profundo de lo que hace a los seres humanos héroes o monstruos, y cuan tenue es las más de las veces la frontera entre ambos puntos.


Es por esto, por tocarnos la mente y el alma, por la que aplaudimos esta serie y a los superhéroes, con los que se ha tratado y se tratarán los temas más profundos y sutiles; y a quienes los escriben y a quienes defienden el género que muchos hoy en día pretenden convertir en un mero cebo comercial para vender merchandising o, aún peor, en un mero reflejo de las más bajas pasiones humanas (sexo, violencia, etc, etc, etc...) reflejadas de una manera burda y carente de todo arte.

Sobre Elektra.... ¡¿Quien me iba a decir a mi que Frank Miller tenía razón...?!: ESTA NO ES ELEKTRA.


No es la Elektra de Miller, esto es, tal y como la conocimos, mercenaria profesional del asesinato, muerte silenciosa e impacable para quien fuese su objetivo, traumatizada muñeca rota, demasiado pasional para seguir el camino de Stick.

Pero el personaje que Elodie Young recrea en la tele es UNA ELEKTRA, una que tiene muchas de sus características; lo amoral, la adicción a la violencia,  LO SEXUAL; todo ello mezclado en un cóctel que sin duda tiene a fin de cuentas exactamente el mismo destructivo efecto en su antiguo novio, Matt.

Es una Elektra actualizada, que encarna quizás el sueño de muchos de esos chicos que se machacan en el gimnasio: una Femme Fatale que comparte su culto al cuerpo y su eterna atracción por el lado oscuro, con la que montarse en coches caros, salir de fiesta y compartir gamberradas o algún que otro tentador delito. Una Elektra "malota" y que habla por los codos.


Los creadores se toman muchas libertades al adaptar su historia, pero lo esencial sigue en su sitio: Fue novia de Matt, y la cosa salió mal. Y ahora regresa para complicar su vida.

Elektra mola, menos elegante y psicológica que su contrapartida del cómic, pero igual de mortal.

¡Pero Punisher...! La interpretación de Bernthal nos intimida tanto que nos daría terror estar al lado del actor, no digamos ya del personaje.


Y sin embargo, y esto es algo nuevo de la serie, descubriremos un lado humano que pocas veces se ha visto en los cómics. Un ser humano destrozado al que el destino ha forzado a buscar venganza por que es lo único que le queda.

Y cuando los personajes descubran que debajo del Punisher está Frank Castle, cuando ya no es un personaje y solo una persona. Todo puede pasar....


Si tenemos que ponerle una pega a este impecable trabajo ese sería para nosotros que las series Netflix siguen siendo -al menos en los primeros capítulos que hemos visto- absolutamente estancas, y no forman aún el "Universo Marvel Televisivo" que todos aguardamos.

Tan solo una oblicua mención a la existencia de Luke Cage hemos detectado. Entendemos que por que los creadores bastante tienen con tramar las historias de los nuevos personajes, y hacerlo con tanto acierto.

Pero no constaría tanto ir incorporando pequeñas referencias y guiños, incluso team-ups de dos en dos antes del encuentro final en The Defenders.

Nos va tocar esperar hasta entonces, por lo que se ve.



Los amantes de los superhéroes adultos ya pueden quedarse plácidamente en casa viendo esta Semana Santa toda la nueva temporada y disfrutándola.

Total, me han dicho que en el cine no echan nada bueno... ;-)

2 comentarios:

Ulex Ryu dijo...

¿Cómo que en el cine no ponen nada bueno? ¡Pero hombre, si el día 23 estrenan "Orgullo, Prejuicio y Zombies"! Y seguro que a quienes les gusten ese tipo de películas, también disfrutan de la secuela que estrenan ese día, “Mi Gran Boda Griega 2"

Brin Londo dijo...

De mis etapas de cabecera es tooooodo el Daredevil de Miller,y ver ese DD vs Ninjas me ha puesto la piel de gallina.

larga vida a "Dan Defensor" generacion Vertice!!
Dan Defensor....joder que nombre pero no todo es tan molon como
el amaneserrrr de la justssssia"esto decirlo en español neutro.