jueves, 14 de julio de 2011

RINGS VS RINGS

ALAN MOORE: "I was noticing that DC seems to have based one of its latest crossovers [Blackest Night] in Green Lantern based on a couple of eight-page stories that I did 25 or 30 years ago. I would have thought that would seem kind of desperate and humiliating, When I have said in interviews that it doesn't look like the American comic book industry has had an idea of its own in the past 20 or 30 years, I was just being mean. I didn't expect the companies concerned to more or less say, "Yeah, he's right. Let's see if we can find another one of his stories from 30 years ago to turn into some spectacular saga." It's tragic. The comics that I read as a kid that inspired me were full of ideas. They didn't need some upstart from England to come over there and tell them how to do comics. They'd got plenty of ideas of their own. But these days, I increasingly get a sense of the comics industry going through my trashcan like raccoons in the dead of the night."


"Me he percatado de que DC parece haber centrado uno de sus últimos crossovers (Blackest Night) en Green Lantern, basándose en un par de historias de ocho páginas que hice hace 25 o 30 años. Pensaría que eso sería algo desesperado o humillante. Cuando he dicho en entrevistas que no parece que la industria del cómic americano haya tenido ninguna idea propia en los últimos 25 o 30 años solo estaba siendo desagradable. No esperaba que las compañías aludidas fuesen a decir más o menos: "Si, tiene razón. Vamos a ver si podemos encontrar alguna más de sus historias de hace 30 años y convertirla en una saga espectacular". Es trágico."


"Los cómics que leí de chico y que me inspiraron estaban llenos de ideas. No necesitaban que un trepa de Inglaterra fuese a decirles como hacer los cómics. Tenían muchas ideas propias. Pero hoy en día, tengo la creciente sensación de que la industria de los cómics revuelve mi cubo de la basura en la oscuridad de la noche como mapaches."


Beware his words...

10 comentarios:

Alan Scott dijo...

Pues lamento discentir con el grandisimo Alan Moore. Honestamente no creo que profundizar sobre una idea suelta o un concepto previo sea ocupar la basura y reciclarla, no al menos en lo que respecta a la saga de Blackest Night y el espectro emocional. Ha sido sagas muy entretenidas no solo para mi sino para muchos. Si quieren pueden hablar, no sera mi caso ya que llevo poco en esto de los comics,de que en realidad fueron sagas mediocres, repetitivas o todos los epitetos que quieran utilizar pero eso no viene al caso.
Sin embargo en lo que si voy acordar es que lo que se hizo al final de Brightest Day, reviviendo a Alex Holland y por ende(?????)a Swamp Thing, eso si fue un completo mamarracho porque se esta arruinando años de comics escritos por Moore que fueron realmente geniales. Lamente ese final y hoy en el dia lo sigo lamentando, pero bueno fue un malisimo para un saga mediocre. Saludos

Experimento 626 dijo...

Puestos a elegior, mejor el cubo de Moore, que la bandeja de Didio.

Cannonball dijo...

¿espectro emocional? ¿trajes y luces de colores? ¡por Didio! la auténtica inspiración de Johns no ha sido Moore sino los osos amorosos

Iván B. dijo...

A mi me parece que tiene más razón que un santo. Hay falta de ideas, de ideas frecas, de salirse de los establecido, de romper fronteras y crear historias.

Señores volvemos a los 90 en dónde los guiones se repetían en un eterno bucle.

Mixmerik dijo...

Blackest Night es entretenida y eso, pero Moore acierta en una cosa fundamental: lo que antes se contaba en 6, 12 o 24 páginas, ahora precisa de una macrosaga de 28 números con decenas de combates en splash page. Eso es lo triste, más allá de que se rebusque en viejas ideas del barbas, (lo que no me molesta en absoluto, añado).

beetle dijo...

Mixmerik dijo "lo que antes se contaba en 6, 12 o 24 páginas, ahora precisa de una macrosaga de 28 números con decenas de combates en splash page"

Descompesive storytelling, lo llaman ahora, contar largo lo que antes se hacía en menos páginas.

¿Cuántos números necesitaron Stan Lee y Jack Kirby para contar la primera aparición de Galactus? Si cortamos los finales y principios de otras historias, se lo ventilaron en 48 páginas, aproximadamente. Hoy seguro es sería una multisaga durante 6 meses y 15 colecciones como poco.

¿Cuántas viñetas hay ahora por página? Suerte si pasan de 5, cuando antes eran al menos 6 ó 7.

Pero hay dibujantes que se nota taaaaaaaaanto que no saben contar una historia, que mejor es viñetas grandes y con mucha sombras.

Y guionistas con tres ideas que alaaaaaaaaaaaaargan durante números y números.

Mala mezcla.

Y no es sólo que Alan Moore tenga ideas originales para años y años, es que los guionistas de antes desarrollaban grandes sagas en pocos números.

La recopilación en tomos de 120-130 páginas está provocando muchos males al género. No veo mala la idea de pocos números cada año pero de más páginas, unas 100, y con una única historia. Si para tener la historia completa necesito 4 ó 5 meses y cada número tiene páginas con 3-4 viñetas, la historia se hace interminable. Y el bolsillo no está para despilfarros.

Carlos Javier Eguren Hernández dijo...

Alan Moore tiene mucha razón con estas frases y creo que es la descripción perfecta del cómic actual.

Por eso, cada vez, huyo más de lo actual y me voy a los buenos cómics de antes (sobre todo, de los ´80).

Un saludo.

Mixmerik dijo...

beetle: es que mencionar la llegada de Galactus es como citar la Biblia!!! ;-)

El problema es lo que dices: que una idea se alaaaaaaaaaaaaaarga. Admito los nuevos usos narrativos cuando salen cosas como Planetary (Ellis, en general, me gusta). Pero, por seguir con el ejemplo, Blackest Night tiene un buen primer número y todo lo demás son una sucesión de batallitas para llegar al punto al que el guionista quiere llevar la historia. No sólo es que se lea en un suspiro, es que da la sensación de que tampoco te han contado nada que merezca mucho la pena. Y ojo! que estamos hablando de una saga bastante digna, que si nos ponemos con otras cosillas que andan por el mercado es para echarse a llorar.

En fin! Son los tiempos que nos han tocado vivir...

Anónimo dijo...

Para mí, Alan Moore tiene más razón que un santo. La industria del comic hoy en día está, como la del cine, languideciendo, falta de ideas.

Er-Murazor dijo...

Alan Moore tiene toda la razón (distinto es que hubiera podido ser menos borde al decirlo). Se quiera o no, los 50 números de GL de Johns se resumen en DOS ideas: Hal Jordan no era malo, estaba poseido, y hay una profecía chunga que vamos a cumplir.

Las ideas no son malas, los desarrollos no están mal (a mi no me desagrada el tema del espectro emocional), pero lo que decimos, en los 80 esto se cuenta igual de bien o mejor, y se liquida en 15 números. Desarrollando además a los secundarios y sin perder la esencia de los Corps, que cada vez más son polis de donut y papeleo, como dice Pedro en otro post.